domingo, 8 de junio de 2014

El libro (final)

   Durante varios días continué con la lectura del libro, seguí a mi protagonista en su búsqueda al tiempo que hacía anotaciones que por similitud recordaban una parte de mi propia existencia, con el fin de tenerlas presentes cuando volviera a escribir.
   Acabado el libro, transcribí mis notas y los subrayados a post-in y los distribuí sin orden sobre una mesa. Sobre ella estaba la esencia del libro.
   Durante un tiempo las he estado dando vueltas a la vez que he ido colocando interrogantes y afirmaciones.
   En realidad el libro me contaba una historia y yo encontré un lazo con lo que había vivido, aun así, esta mañana antes de escribir esto, fui haciendo bolas con los post que yo ya tenia asimilados en mí, con el único propósito de ver que me quedaba y que reflexión podía sacar de ello.
   Poco a poco la mesa se fue convirtiendo en un conjunto de bolitas arrugadas, como planetas dentro del universo, apenas unos post desentonaban, satélites de interrogación.
   Los que quedaron contenían el interrogante, el mío y quizás, para algunos de vosotros también.

Estos son los que quedaron, tan solo es una palabra y un interrogante, ordenarlos si lo deseáis, quitarle la interrogación o darle otro sentido en vuestras vidas. Yo, es el que he interpretado.

Presentimientos?

Palpitos discontinuos en la corriente de mi vida que me llevan a iluminarme o a sumirme en la oscuridad y que no suelo seguir, probablemente nazcan del corazón y los gobierne la mente racional.

Decisiones?

Por más que las medite me condujeron a situaciones que no imagine, las que tome a partir de ahora creo que también.

Sueños?

A fin de cuentas todos los tenemos, pero nadie los ve como nosotros los vemos.

Señales?

A veces me pierdo en su interpretación.

Corazón?

Imposible mantenerlo callado.

Amor?

Una persona que espera a otra en el mundo, hasta que sus ojos se encuentren.
Instante mágico, sin pasado ni futuro.


Destino?

Maktub.

Esto me quedo, la simple posibilidad de realizar un sueño convierte mi vida, en interesante, que cuando se ama, las cosas se hacen mas interesantes aún, que debo escuchar mas a mi corazón, que
 las decisiones, me llevaron hasta donde estoy, si no hubiera sido así, no os hubiera escrito esto.

Sopla el viento,
trae perfume de azahar,
una sonrisa,
quizás, un beso.
Voy...


Y ahora tengo un presentimiento: Que esto ya estaba escrito.
Y vosotros nunca imaginasteis que lo ibais a leer.